Ojo al dejar su huella digital

Evite problemas con lo que comparte en redes sociales. Puede causarle problemas si la información llega a grupos criminales.

Toda la información que compartimos mediante las redes sociales, ya sea de forma pública o privada, va dejando una huella en el ciberespacio que podría trasladarse en problemáticas en la vida real.

Las repercusiones pueden ser para la reputación de las personas e incluso para su seguridad o la de las personas que las rodean, comentó Juan Manuel Ramos, quien con su organización Redes Quinto Poder lanzó una campaña para concientizar a universitarios sobre esa realidad.

“Es preocupante el cómo hacemos uso indiscriminado de las herramientas tecnológicas que tenemos en las manos, toda la información la va uno dejando en las redes, desde descargar una aplicación hasta una compra electrónica, sin tener conciencia de la huella que dejamos”, mencionó.

“Con esto vamos detallando cuáles son nuestros hábitos de comportamiento y cuáles son nuestros hábitos de consumo”.

INFORMACION IMPORTANTE

Esa información con el paso del tiempo va integrando una reputación digital, la cual mayoritariamente está alimentada por el contenido que compartimos en plataformas ahora de uso cotidiano como Facebook o Instagram, la cual puede trastocar a la real.

“Las personas deben procurar tener también una buena reputación digital. Muchas veces no estamos conscientes de todo esto. La pregunta que nos debemos hacer es, ¿cuál es el reflejo que quieren dejar de sí mismos?”, manifestó el especialista.

La información que se comparte incluso de manera privada puede llegar a manos criminales en el peor de los casos.

“Es muy común en las redes sociales el hecho de compartir imágenes de todos los lugares que visitamos, de las compras que hacemos, de a dónde y cuándo estamos de viaje”, detalló.

“Qué padre decir que estás de viaje, pero ahora un cierto número de personas sabe que tu departamento está solo y podrías ser víctima”.

Ramos explicó que no se trata de censurar la dinámica que ofrecen las redes de compartir la información personal, sino de estar conscientes de las implicaciones que esto podría traer.

“La mejor recomendación que se puede hacer es no hacer en las redes lo que no harías en persona”, indicó.

Lo que hay que evitar. Atender estas recomendaciones le ayudaría a no tener algunos problemas en el futuro.

  • Cuidado al divulgar información personal: evitar publicar datos como dirección, teléfono o ubicación.
  • No agregar contactos que no conozca en persona.
  • Ajustar los perfiles de privacidad de sus cuentas.
  • Evitar publicaciones que den a conocer tu rutina o un patrón de comportamiento.
  • Cuidado con la publicación de fotografías familiares.
  • Evitar compartir fotografías íntimas.
  • Ser cuidadoso con los comentarios y opiniones en redes porque generan una reputación.
  • No abusar de las transmisiones de video.